Renovate the bathroom: before and after

Renovar el baño: antes y después
Muchas veces tenemos en mente la reforma de alguna de nuestras estancias, pero nos es difícil hacernos una idea de cómo quedará en realidad. Por eso resulta tan práctico poder ver imágenes del “antes” y el “después” de casas ya reformadas, y ser conscientes de las mejoras que los profesionales del interiorismo y la arquitectura de interiores pueden conseguir.

Así que hoy he decidido mostraros un ejemplo a través de cuatro reformas realizadas en sendos cuartos de baño. Las imágenes de la izquierda muestran cómo eran las estancias en origen, y las de la derecha, cómo quedaron estos baños después de la intervención profesional. Cuatro trabajos excelentes que serán una buena inspiración para vuestras futuras reformas.

Renovar el baño: antes y después
En la foto que encabeza este artículo podéis ver cómo quedó el baño de la izquierda, anticuado y anodino, tras una reforma radical. El plato de ducha se cambió por uno cuadrado, en cuyo interior se colocó una tarima de madera tratada para resistir la humedad. La mampara transparente aumenta la sensación de espacio, y la zona de la ducha se ha alicatado en contraste con las paredes pintadas en rojo inglés. Sobre estas líneas, una bañera de hidromasaje se ha visto renovada gracias a un alicatado en tonos metalizados, de plena tendencia.

Renovar el baño: antes y después
Este baño de estilo marinero estaba algo pasado de moda, sobre todo el mueble bajo lavabo, que ocupaba mucho espacio y empequeñecía la estancia. La reforma revistió la pared de un bonito y luminoso gresite rectangular; las estanterías se lacaron en blanco y se puso un nuevo mueble de pared, mucho más moderno.

Renovar el baño: antes y después
La reforma de este baño es probablemente la que más me gusta de las tres. El revestimiento de la pared, inspirado en los suelos de cantos rodados, es precioso y original. El nuevo mueble de lavabo es mucho más moderno, y el color gris de las paredes armoniza a la perfección con el alicatado pétreo. Un estilo a medio camino entre lo rústico y lo moderno, que permanecerá igual de actual aunque pasen muchos años.